Seleccionar página

Nuestro cabello es algo que muchas veces nos representa. Pero a veces olvidamos cuidarlo y lo maltratamos sometiéndolo a diferentes procesos. Estos hacen que pierda su juventud y su salud natural. Te aconsejamos cambiar tus hábitos y cuidar tu cabello:

1. Mantén su humedad
No sé si lo sabes, pero las planchas o tenacillas lo que hacen es quitarle toda la humedad al cabello mientras lo alisan o rizan. Por eso, lo ideal, es que apliques una máscara que le ayudará a tu pelo a soportar el calor manteniendo la humedad. Esto le permitirá tolerar cualquier tipo de peinado sin arruinarse ni quebrarse, presentando un aspecto mucho más manejable.

2. Deja que tu pelo descanse
No es bueno teñir el pelo muy seguido, ¿verdad? pues tampoco es  lo mejor utilizar la plancha o el rizador a diario. Ten en cuenta que estos aparatos alcanzan la increíble temperatura de 200ºC. El cabello, al ser una estructura tan delicada, es sensible a este tipo de temperaturas extremas; por eso lo mejor es que le des un descanso cada dos o tres lavados para que poco a poco recobre o preserve su belleza anterior. Seguro que otros peinados te quedan también estupendos, como por ejemplo una cola de caballo, una trenza o dejarlo al natural.

Cabello libre y natural

3. Cuídalo después de utilizar el calor
Si eres de las/os que utilizando la plancha o el rizador para el cabello, debes tener la precaución de aplicarle un aceite nutritivo después de someterlo al calor. Este tipo de aceite repondrá de inmediato la humedad y además le añadirá un gran brillo, que luego hará que luzcas una melena espectacular.

Aceites para nutrir e hidratar el cabello

Algunos consejos:
Usar productos pre-uso de estos instrumentos de calor.
Te recomendamos:
Crema Universal Mythic Oil o la Crema Nutrifier de L’oreal.
Leche térmica de Kerastase.
Fusion Tratamiento Amino Refiller de Wella.