Estamos en un momento histórico con una pandemia mundial que poco a poco vamos controlando, pero no podemos bajar la guardia y es sumamente importante e indispensable tener claro todas las medidas de protección, seguridad e higiene para evitar su expansión.

Estamos saliendo de la crisis sanitaria que ha tenido un esfuerzo enorme por parte de toda la población. En estos momentos nos queda esperar una vacuna para acabar con el Coronavirus. No obstante en esta entrada os enseñaremos los productos necesarios y algunos consejos ante el COVID19

Mascarillas de protección (COVID19)

Considerado como un elemento de protección básica e indispensable; la función principal de estas mascarillas es cubrir la nariz y la boca para evitar el contacto mediante agentes biológicos y virus en el aire, ya se por una tos, estornudo o incluso al hablar. Es importante poder diferenciar los tipos de mascarillas que existen y los que se recomiendan para distintos casos.

Mascarillas quirúrgicas:

Son mascarillas de uso médico, utilizadas por profesionales sanitarios en cirugía y otros procedimientos con el objetivo de proteger al paciente de posibles agentes infecciosos presentes en la cavidad nasal o bucal del usuario de la mascarilla. Estas mascarillas quirúrgicas pueden estar previstas también para que los pacientes y otras personas las lleven puestas con el objetivo de reducir el riesgo de propagación de infecciones, particularmente en caso de situaciones pandémicas como la COVID-19. Ejercen básicamente de barrera para evitar la emisión de gotículas respiratorias al estornudar o toser. En base a su Eficacia de Filtración Bacteriana (BFE), se dividen en mascarillas quirúrgicas de Tipo I (BFE ≥ 95%) o Tipo II (BFE ≥ 98%). Existe un tercer tipo, denominado IIR, para aquellas mascarillas de tipo II que además son resistentes a las salpicaduras de sangre y otros fluidos biológicos del paciente que pudieran estar contaminadas por microorganismos.

Estas mascarillas, por tanto, pueden prevenir la transmisión del agente infeccioso desde una persona infectada a otras personas sanas, pero su eficacia a la hora de prevenir el contagio al usuario de la misma parece más limitada, con una menor evidencia científica al respecto.

Mascarillas filtrantes (o autofiltrantes):

Contienen un filtro de micropartículas gracias al cual pueden proteger al usuario de la mascarilla frente a la inhalación de contaminantes ambientales –en partículas o aerosoles– tales como agentes patógenos, agentes químicos, antibióticos, citostáticos, etc. No protegen frente a gases o vapores, si bien existen máscaras con filtros específicos para esos casos. Las mascarillas autofiltrantes se consideran Equipos de Protección Individual (EPI), regulados por el Reglamento (UE) 2016/425 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2016, relativo a los equipos de protección individual y se rigen bajo la normativa europea UNE-EN 149. Se clasifican en base a su rendimiento en:

· FFP1 (filtro de partículas tipo P1): tienen una eficacia de filtración mínima del 78% y un porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 22%. Suelen emplearse frente a partículas de material inerte, y no se recomiendan para uso médico.
· FFP2 (filtro de partículas tipo P2): tienen una eficacia de filtración mínima del 92% y un porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 8%. Se utilizan frente a aerosoles de baja o moderada toxicidad. También se las conoce como KN95
· FFP3 (filtro de partículas tipo P3): tienen una eficacia de filtración mínima del 98% y un porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 2%. Se utilizan frente a aerosoles de alta toxicidad.

Las mascarillas autofiltrantes pueden tener o no una válvula de exhalación para reducir la humedad y el calor dentro de la mascarilla, proporcionando una mayor comodidad al usuario y ofreciendo la sensación de una menor resistencia respiratoria. Estas mascarillas con válvula no deberían utilizarse en ambientes estériles, ni tampoco en el caso de pacientes infectados con COVID-19, ya que podrían transmitir el virus a través de la válvula, salvo en el caso de que la válvula estuviera protegida a diseñada para evitar dicha transmisión hacia el exterior. Estas mascarillas filtrantes FFP2 y FFP3 van a proteger por tanto al usuario frente a la infección COVID-19. Además, podrían evitar la transmisión desde el usuario hacia el exterior, en caso de que estuvieran diseñadas para ello. Deben reservarse para profesionales sanitarios que atiendan a personas infectadas por SARS-CoV-2, y en especial, las FFP3 para aquellas situaciones en las que se generen aerosoles que favorezcan el contagio, como en caso de intubación traqueal, lavado broncoalveolar, o ventilación manual.

Mascarillas higiénicas o de barrera:

Están destinadas a personas sin síntomas que no sean susceptibles de utilizar mascarillas quirúrgicas ni filtrantes, en base a las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Sanidad en su documento técnico “Prevención y control de la infección en el manejo de pacientes con COVID19” y en aquellas situaciones en las que el desabastecimiento de mascarillas de uso médico, las pueda hacer recomendables. El objetivo de su empleo en la pandemia COVID-19 es intentar reducir el riesgo de transmisión del virus desde la boca y la nariz del usuario no enfermo o asintomático, como medida complementaria a otras medidas preventivas aprobadas por las autoridades sanitarias. No obstante, tal y como el ECDC ha indicado, no hay datos actualmente que permitan establecer su eficacia para prevenir esta transmisión. Aunque tampoco se dispone de evidencias suficientes para extraer conclusiones sólidas, parece que este tipo de mascarillas tiene una eficacia muy limitada en la prevención del contagio por el usuario de la misma, y en cualquier caso, depende del material del que esté fabricada. Existen dos tipos de mascarillas higiénicas:

  • No reutilizables. Estas mascarillas se rigen por la Especificación UNE 0064-1 (mascarilla no reutilizable para adultos) y la Especificación UNE 0064-2 (mascarilla no reutilizable para niños).
  • Reutilizables: Estas mascarillas se rigen por la Especificación UNE 0065 (mascarillas reutilizables para adultos y niños). En el caso de las mascarillas higiénicas reutilizables, el lavado y secado de la mascarilla debe ser acorde a las recomendaciones del fabricante. Después de cada lavado hacer una inspección visual por si se detecta algún daño. Las mascarillas higiénicas objeto de estas especificaciones, no deben considerarse un producto sanitario (PS) en el sentido de la Directiva 93/42 CE o del Reglamento UE/2017/745, ni un equipo de protección individual (EPI) en el sentido del Reglamento UE/2016/425.

Conviene recordar, por último, que el uso de cualquier mascarilla, con independencia del tipo, no supone en ningún caso una protección total frente al contagio (propio o de personas próximas), habida cuenta de que ninguna de ellas protege los ojos, otra posible vía de entrada del virus. Es por ello muy importante reincidir y complementar el uso de mascarillas con el resto de medidas preventivas, tanto higiénicas como de distanciamiento social.

Pantallas de Protección

La importancia de este producto es proteger los ojos, que es un canal por donde puede entrar el virus en nuestro cuerpo. NO son necesarias para un uso cotidiano en casa; pero por ejemplo para una maquilladora una pantalla de protección es necesaria por que tiene un contacto bastante cercano con sus clientes.

En nuestro catálogo tenemos algunos diseños disponibles.

En general la gente cree que una pantalla es más cómodo porque permite respirar y no tan aparatosa como una mascarilla, pero NO es un sustitutivo. La pantalla no está cerrada, por que debajo la pantalla pueden seguir saliendo las gotículas y esparcir el virus.; por lo que su utilización es JUNTO A UNA MASCARILLA QUIRÚRGICA para que sea efectiva

Solución o Gel Hidro alcohólico

Los productos en gel o líquido hidro alcohólico es uno de los productos más deseados y utilizados por su facilidad de uso ya que no necesita aclarado, se puede aplicar en cualquier momento y vienen en distintos formatos, fragancias y diferentes porcentajes de alcohol.

En esta crisis del coronavirus es un elemento importante para el sector sanitario que permite desinfectarse rápidamente.

Os proponemos los geles que tenemos disponibles en distintos formatos:

También podéis conseguir el mismo nivel de desinfección con productos en spray, también conocidos como spray higienizante y desinfectante de manos.

Guantes de Látex

Como recomendaciones, podéis utilizar guantes de látex; que aunque no sea necesario ayuda a que no haya un contacto directo de cualquier virus o bacteria en la piel.

Capas desechables 50uds.

Producto necesario para cualquier salón de peluquería o estética tanto para el cliente como el profesional, es un artículo para proteger de manchas, pelos, y contacto directo entre profesional y cliente.

Es importante aclarar que las capas son de 1 sólo uso e intransferibles por razones de higiene y seguridad ante cualquier agente bacterial.

Las medidas de las capas son de 110cm x 84cm. y las tenemos disponibles en varios colores: Azul, rosa, lila naranja y blanco.